martes, 3 de abril de 2007

Roque Quenza se nos fue

Paralelamente a una reunión en la que se festejaba a varios cumpleañeros, hubo momentos de silencio y recuerdo melancólico ante una realidad más dura de lo que se puede aceptar.


Transcribo la carta de Mariana Libertad, en la que explica el confuso sentimiento que acompaña a los troperos venezolanos una vez que Roque Quenza, fundador de Tropaven, ha dejado este mundo, joven y con mucho por dar.

"Ayer fue una de esas tardes que reivindican aquel derecho humano que no está en ninguna declaración pero que todas las personas conocemos: el derecho a la felicidad.
Fue una de esas tardes en las que nos alegramos mucho porque Rodolfo y Luz Mari van a traer otro troperito al mundo, porque conocimos a Jesús -el hijo de Tony y Susana- porque los gochos nos visitaron como se debe, porque Tathy consiguió hacer las tortas más lindas del mundo a Johán y a Igor en su cumpleaños (Un principito y un Che Guevara... más tardecito les mando la foto, para que vean que no exagero), porque Blandina y Néstor cantaron como nunca, porque Rafdil, Aufry y Robinson lograron llegar a casa a pesar de sus compromisos, porque Eduardo y Martha trajeron consigo a unos músicos envidiables, porque mi tropa estuvo aquí... y aunque no paramos de extrañar a Lore, a Víctor Manuel, a Adrián y a todos los que no estuvieron, la pasamos fenomenal.
También, y creo que todos lo sabemos, esta reunión cargada de vida se vio signada por el fallecimiento de Roque. Lo recordamos, en varios momentos de la tarde y de la noche, nos preguntamos por qué, pensamos en sus hijos, hablamos de él y de todas las cosas que había hecho por la tropa y por los troperos. Roque -que según dijo Igor, era un hombre extraño...porque todos los troperos lo somos de algún modo- vino a despedirse el día de ayer y nosotros, como tropa, le cantamos para resignarnos (pues creo que "aceptar" no es la palabra adecuada) ante su adiós. Por ello, quise narrarles ese momento especial de la tarde de ayer... el momento en que le agradecíamos a uno de los fundadores de la tropa haber hecho posible estos encuentros, el momento en que pensábamos que es un privilegio estar aquí y ahora, el momento en que nos concentramos lo suficiente y conseguimos verle los labios al mundo.
Desde siempre, desde lejos..
Mariana Libertad"

El hombre extraño

Era extraño aquel hombre,
o por tal lo tomaron,
porque besaba todo
lo que hallaba a su paso.
Besaba a las personas,
al perro, al mobiliario
y mordía dulcemente
la ventana de un cuarto.

Cuando salía a la calle
le iba besando al barrio
las esquinas, aceras,
portales y mercados,
y en las noches de cine
(también las de teatro)
besaba su butaca
y las de sus costados.

Por estas y otras muchas
los cuerdos lo llevaron
donde nadie lo viera,
donde no recordarlo,
y cuentan que en su celda
besaba sus zapatos,
su catre, sus barrotes,
sus paredes de barro.

Un día sin aviso,
murió aquel hombre extraño
y muy naturalmente
en tierra lo sembraron.
En ese mismo instante,
desde el cielo, los pájaros
descubrieron que al mundo
le habían nacido labios.

Silvio Rodríguez



4 comentarios:

Tathy dijo...

Seria posible subir al blog el video de nuestro canto a Roque?

LorenAzul dijo...

Roque fue un invisible que siempre nos acompañó a todos con nobleza y afecto...

LorenAzul dijo...

Roque fue un invisible que siempre nos acompañó a todos con nobleza y afecto...

obdalys dijo...

Hola a todos los troperos de este espacio, realmente estoy conmovida por sus manifestaciones de afectos para Roque, poco lo conoci, pero lo que mas recuerdo y agradezco de el, es que fue la primera persona que hizo contacto conmigo para abrirme las puertas de esta familia a la cual pertenezco ahora por ser la esposa de su hermano mayor. Ese momento tanto el como yo estabamos sin saber que decirnos, fue muy comico, el me llamo y solo me dijo " hola es Roque"... y yo alcance a decir los mismo "Hola mucho gusto soy Obdalys". Ese momento lo recordare siempre.
La niña de Roque es una bebe bellisima, que para nuestra alegria es la viva imagen de el, se parece fisicamente muchisimo.
Saludos a todos...